freeki&KuberberryI-logo-02

Cuando hablo con desarrolladores de las virtudes de trabajar en contenedores me indican que hay cierto temor al coste de testar su despliegue, ya que aunque prácticamente todos las empresas ofrecen una cantidad de tiempo/dinero para realizar test, tener que poner tu tarjeta de crédito sigue infundiendo temor. Pese a que con un mínimo de conocimiento y cuidado esto no ha de ocurrir he pensado que generar tu propio servicio de despliegue elimina el problema de raíz. Usando software libre como Docker o Kubernetes y mini ordenadores como Raspberry Pi se puede realizar con un coste increíblemente bajo. Así nace Kuberberry I donde pretendo guiar y aconsejar en este tipo de tareas.